lunes, noviembre 08, 2010

La Verdadera Verdá


Puebla de telenovela…
o Cuna revolucionaria

Joaquín Ríos Martínez*

Tres noticias llamaron la atención de la Verdadera Verdá este fin de octubre de 2010: 1. El recorte de casi cinco mil millones de pesos en el presupuesto federal al rubro Cultura; 2. Puebla será declarada Cuna de la Revolución Mexicana y, 3. La convocatoria de Rigoberta Menchú Tum en Puebla a organizarnos como sociedad.

La realizada en el Museo Casa de los hermanos Serdán es, probablemente, la más desafortunada de las intervenciones museísticas de esta administración en lo que a ambientación y polémica histórica se refiere. La “Casita de plástico” como le dicen en los alrededores socarronamente.

Las comparaciones vienen a la mente y sobresalen el Museo Bello y La Casa de Alfeñique, representantes de estilos de vida de varias culturas del mundo -a lo largo del tiempo-, a través de objetos artísticos, antes utilitarios, (espacios cuidados en muchos detalles, desde la seguridad a la museografía y guión); espacios que salvaguardan la memoria global de aquel entonces.

Sin embargo el tercero es un monumento arquitectónico vivo, identificado con la sociedad desde hace 50 años, el cuál guarda en sus entrañas y fachada los duros ecos de las balas, protagonista de una historia poco conocida que esconde la alta traición al país; desde donde los Serdán son expuestos y abandonados a la muerte o al silencio. Ese que debería ser El Museo es un museo pedorro y justificado a los cánones estéticos de los otrora yuppies políticos.

Cuna de la revolución
El jueves 18 de noviembre de 2010 se llevará a cabo la investidura de Cuna de la Revolución Mexicana en el edificio emblemático Portón de Santa Clara (6 oriente 206), con la presencia del mismo ejecutivo que le pide al rubro de cultura federal un sacrificio de miles de millones, según confirmó Guillermo Jiménez Morales, presidente del comité de festejos.

Por supuesto que restaurarlo, después de 50 años de fantasmas y cuasi abandono, fue una acción atinada en la que se invirtieron 15 millones de pesos los cuales en varias áreas seguro los v
alieron (como la segunda planta de la casa), pero ello también creó una desatinada escenografía más rabona que faldas victorianas de una telenovela lacrimógena.

¿Acaso los zapatos y herramientas, cajas, vestidos y camas, lunas, y pisos de montaje teatral hablan de la gesta ocurrida en la Puebla de los demonios de hace 100 años? Ni que decir del hueco donde se ocultó Aquiles Serdán o el monumento Naif a los héroes; el pozo de maqueta o la desatinada galería.

La casa no volverá a ser la misma, ni los muebles o el espejo y las sillas acribilladas; eliminaron el auditorio, y en las caballerizas pusieron sendas bodegas de Mercerías La Paloma. En aras de la recreación visual pasaron por encima de la estética, la museografía y la curaduría.

No al silencio
Así, todo unido con la frase de Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel a la Paz 1992, quien desde Puebla urgió a la sociedad a organizarse para hacer cogobierno. Es la sociedad unida y organizada quien debe marcar el rumbo de muchos ámbitos de la política y, los ciudadanos incidir en más decisiones.

Se asienta que las obras públicas e intervenciones arquitectónicas de gobierno deben licitarse y aprobar un proyecto. Los despachos deben, forzosamente, asesorarse con especialistas en restauración, historia, arquitectura civil, urbanismo, y más. El museo se inauguró hace dos meses inacabado y con serias críticas a la ambientación, frente a unas cuantas personas y la prensa; a dos meses lo más cálido del lugar es la librería Educal, en donde el público ha expresado su enojo o crítica por la “moderna” ambientación. Ups…

A su vez, esto lo ligo con una declaración pública que realizó un diputado de la LVII Legislatura camotera, en donde afirma que “la educación es el único camino para revertir las desigualdades y generar oportunidades de desarrollo a cualquier escala”…hombre, por fin lo dijo alguien más que nosotros, ahora hay que ver cómo finaliza esa ocurrencia.

Por cierto, mientras me sirven otro Vodka portalero, recuerdo que he visto muchos grupos infantiles haciendo filas para entrar a exposiciones en La Capilla del Arte, a Casa de los Muñecos o a la Galería del palacio. Un extraordinario ejercicio para aprender a ver arte, es magnífico, felicidades a los maestros con iniciativa.

La educación, el arte y el acceso a la información pueden, entre otras acciones, fortalecer el cambio de actitud. Hace décadas se pide a la organización civil que pare este caos y no pasa nada. El miedo es brutal, paralizante. Somos grandes críticos pero pequeños ejecutantes.

Si esto hicieron al Museo Casa de los Hermanos Serdán ¿que harán con la Cuna de la Revolución? Madres…

La fuente
En descarga de la poca creatividad para vestir el museo de la 6 oriente es que nunca hubo muebles originales y lo que se ve ahora es mobiliario apócrifo. Incluso tal vez de la misma época o de algún bazar sapero. La historia base del guión y que será la oficial, con publicación de libro y todo, da cabida con más libertad a la especulación épica. “En efecto la Verdadera Verdá no existe y las fuentes directas podrían estar confundidas, la prensa y el dicho popular exagerados”, como creen las autoridades.

Pero la historia visual de la casa, de la que se apropió buena parte de la sociedad que desde su infancia la conoció, ha sido herida de muerte. En la planta baja de la casa está una representación del negocio familiar, una oficina, habitaciones, el comedor, y ahora abiertas al público la cocina y baño. La caballeriza y el granero, un pozo Solidaridad y ninguna pared negra. Virtualmente un escenario quitch.

La apuesta museográfica va a la planta alta del edificio. Durante el recorrido el público podrá ir cotejando diversas historias por escrito, mediante documentos oficiales, facsímiles, pinturas e investigación recientes, acerca de los hechos ocurridos el 18 de noviembre de 1910 en el ahora museo.

No se niega pero ahora se expondrá que tal vez la heroicidad de Carmen Serdán no fue tal, que la muerte de Aquiles fue peleando y estaba armado, nunca hubo salida al balcón a hacer arenga, ni cadáver al pie de las escaleras. Todo es Verdá y todo es mentira, depende del alcohol con que lo miras.

Según se enteró la Verdadera de propio oído es que el bisnieto del mismísimo Aquiles Serdán Alatriste está muy nervioso porque no se respeta la Verdá al 100 por ciento. Porqué no se da la importancia al contexto de los bienes: monumento, urnas funerarias, guión histórico.

A quién le importa que dejen de ser héroes locales y nacionales, que no haya matado al general Cabrera; para el gobierno de Porfirio Díaz estaban fuera de la ley y se justifican las atrocidades. Aquella ocasión se escribió una parte importante del inicio del movimiento revolucionario que aún continua. La mala intervención al museo no le quitará ni un gramo a la memoria oral. Y el turista se irá feliz, jajaja. Recontra Ups…

Arte y Cambio climático
Si tienen en sus manos unos pesos de más no duden en comprar la revista más reciente de Artes de México # 99, la cual trata amplia y magistralmente el tema del Cambio climático desde múltiples ensayos visuales y narrativos. Esta es con mucho la revista monográfica de arte y cultura más importante del país, la cual acude al ejercicio de la reflexión para formar conciencia acerca de un tema viejo pero actual.

Desde la impactante fotografía en portada del Coahuilense Alfredo De Stéfano (Cuchillos para que deje de llover, 2003), hasta las decenas de imágenes, los textos breves e informativos, el diseño gráfico y los contrastes cromáticos, se aprecia el lujo de un editor que puede planear con tiempo las colecciones que se presentan habitualmente y desde hace años.

Este número reproduce obra de Remedios Varo, Lilia Carrillo, Yolanda Andrade, Vicente Rojo, Paloma Torres, Naomi Siegmann, José Antonio Martínez, Ana Carolina Vargas Guzmán, Gabriel Macotela, entre varios más, y textos de Johannes Neurath, Amparo Martínez Arroyo, Rodolfo Lacy, Adrián Vázquez, y la imprescindible editorial de Alberto Ruy Sánchez, quien junto a Margarita de Orellana dirigen la publicación.

Un claro ejemplo de industria cultural que enaltece a la iniciativa privada y a sus mecenas.

Bi Centenario
A manera de breviario cultural y para que no se apochkagüen mis libros les recomiendo leer: Súbditos a las armas, la respuesta del Ejercito Realista al movimiento de Independencia en la región Puebla-Tlaxcala 1808-1821, de Jesús Barbosa Ramírez. Editado por la UAP; Entre la fe y la guerra, memoria e identidad en torno al Fuerte de Loreto, co editado entre La UDLA, la SC y el INAHP; además de Aquiles Serdán, el antirreeleccionismo en la ciudad de Puebla 1909-1911, de Pedro Ángel Palou Pérez, reeditado apenas hace unos meses por el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP).

Pongámonos a tono y lo demás que Hinge a su má.

*Periodista cultural. Diplomado en Administración de las Artes. Diplomado en Gestión y Desarrollo Cultural. Este y los textos anteriores en: achtli05.blogspot.com; criticarte.com; Pueblahoy.net; www.3D2.com.mx y en la revista Culturista.






1 Comments:

At 2:55 p. m., Blogger Unknown said...

Y en el suplemento Alebrije de este número viene una reseñita de mi video, que ganó el primer lugar en categoría de cortometraje. ¿Ya lo viste?

 

Publicar un comentario

<< Home